16 de noviembre

Presentacion_el_sentimiento_delirante_de_la_vida2

El 11 de enero tuvo lugar en la Biblioteca de la Orientación Lacaniana de Madrid la presentación de “El sentimiento delirante de la vida”, una recopilación de conferencias de Éric Laurent sobre la cuestión de la psicosis y particularmente de la psicosis ordinaria, en su vertiente clínica, política y epistémica.

Beatriz García, en la coordinación, tomó como hilo conductor del libro el hecho, señalado por Laurent, de que si bien en nuestro mundo hay una aparente uniformización debido a la proliferación de objetos técnicos y de consumo, iguales para todos, el mundo también es hoy menos estándar que nunca: se confía menos que nunca en la tradición y es por eso que también  es un mundo que permite que las invenciones de los sujetos “no estándar” puedan encontrar un lugar.

El psicoanálisis, con su apuesta radical por la singularidad, introduce un desorden en las clasificaciones. En particular, la discontinuidad entre la estructura neurótica y psicótica, acentuada por Lacan con la introducción del concepto de metáfora paterna, luego es descompletada por él mismo con la teoría de los anudamientos entre registros. En último extremo de lo que se trata para todo ser humano es de cómo orientarse para usar su cuerpo, para usar el lenguaje, para relacionarse con el otro sexo. El padre ofrece una versión sobre cómo arreglárselas con estos asuntos, pero siempre falla  y el neurótico se encuentra encerrado en el delirio edípico, sobre la manera en que el padre falló para él, que no le permite ir más allá porque hay algo de su goce más íntimo que desconoce y que no tiene que ver con el padre. Esto es lo que hace, como dice Laurent, que un neurótico obsesivo no se entienda con otro neurótico obsesivo. Y este es el límite de las clasificaciones: que de lo que de verdad importa a la hora de tratar el malestar, no dicen absolutamente nada.

Lo que la psicosis enseña a la neurosis, dice Laurent, es que el padre sólo es un modo entre otros de arreglárselas con eso que no anda en la relación con el cuerpo,  y con el otro sexo. O sea, que no es imprescindible. Y la enseñanza de este libro es que, más allá de clasificaciones, de lo que se trata en la clínica es de ver cómo un sujeto se las arregla para seguir deseando. En esta dirección Laurent habla del programa de investigación de Jacques-Alain Miller acerca de la psicosis ordinaria, que sería una pragmática del caso por caso. La orientación política del psicoanálisis con respecto a la psicosis es tomarla , no como un déficit, sino como un modo particular de mantener juntos las palabras y el goce que atraviesa el cuerpo sin el auxilio de los discursos establecidos. La tarea del psicoanálisis, dice Laurent, es acompañar al sujeto contemporáneo en la invención de las ficciones necesarias para ordenar los nuevos problemas de la civilización.

A continuación, Mónica Unterberger, psicoanalista  miembro de la ELP y la AMP, docente del NUCEP, señaló el valor del libro a la hora de mostrar la vigencia del psicoanálisis en nuestro mundo. Aludió al título en su doble referencia a la frase de Lacan “todo el mundo delira”, si bien eso no significa que todo el mundo sea psicótico, y al libro de Unamuno “el sentimiento trágico de la vida”. Sentimiento cuya desaparición glosa Laurent en su libro, mostrando cómo hoy el psicoanálisis se tiene que arreglar con aquello que viene al lugar de ese antiguo sentimiento de  la tragedia.

Mónica Unterberger centró su atención en los capítulos del libro dedicados al autismo, cuya prevalencia estadística hoy parece tomar visos de epidemia con el aplastamiento de la clínica que se produce al reemplazar como diagnóstico a la psicosis en el DSM. Mónica se refirió especialmente a la defensa que hace Laurent de la particularidad estructural del autismo frente a la psicosis, como dos modos diferentes de relación al goce. Su hipótesis, a partir de sus años de trabajo en una institución con niños autistas, sería que en estos sujetos el goce no se vuelve sobre el cuerpo, como en la esquizofrenia ni sobre el otro, como en la paranoia, sino que se intenta localizar en un borde, que es el sujeto mismo como caparazón. Este borde, y sería la orientación para el clínico, se puede desplazar.

Se señaló también la urgencia política de sostener un enfoque del tratamiento del autismo no centrado en el aprendizaje, que suponga un aplastamiento del sujeto, como se hizo con éxito en el foro de Barcelonaa.

Gustavo Dessal, psicoanalista, miembro de la ELP y la AMP, docente del NUCEP,comenzó por señalar los efectos que el libro había tenido en él: en primer lugar abrochar la comprensión del lugar diferencial de Laurent y Jacques Alain Miller en la AMP, que el describió sirviéndose de la siguiente metáfora: si tomamos la obra de Lacan como si se tratase del firmamento, Miller es el soñador, dedicado a descubrir nuevos mundos, conexiones secretas, trayectorias inimaginadas,  mientras que Eric Laurent es un realista, el pragmático que realiza el trabajo de desembarcar en esos nuevos mundos y explorarlos, hablar con sus habitantes, conocer sus costumbres. Su objetivo es siempre salvaguardar el rigor del psicoanálisis tratando de introducir su eficacia en los intersticios de las reglas del juego de la civilización. La estrategia de Laurent no es la de enfrentarse de modo especular al discurso del amo, sino de buscar el modo de rodearlo, de hacer “pasar” el discurso del psicoanálisis.

El otro efecto de la lectura de este libro que explicó Gustavo Dessal fue una iluminación de la conocida y enigmática frase de Lacan “la política del psicoanálisis es la política del síntoma”. No se trata de servirse del psicoanálisis para hacer política, ni siquiera para comprender la política, sino más bien de estudiar la lógica de la política en cada época para afinar el enfoque que debe adoptar la clínica psicoanalítica.

La psicosis ordinaria es un tipo de clínica que hace juego con la época contemporánea, en el sentido de que muestra cómo un sujeto se puede constituir sin cumplir estrictamente ninguno de los criterios que definen la neurosis, la psicosis o la perversión. En otros términos: un sujeto puede ser el resultado de una invención única. La psicosis ordinaria, en tanto es una forma de la subjetividad que se orienta por una invención singular, refleja con claridad la característica principal del mundo actual: cuando el Otro ya no existe, es mejor para un sujeto establecerse por cuenta propia como lo haría un autónomo, ser un emprendedor de su propia subjetividad. Ya no hay significantes amos consagrados que guíen a la gente. Cada uno debe hacerse autor de sí mismo, y en ese sentido la teoría del sinthome es verdaderamente profética del tiempo que nos toca vivir. El problema es que no todos los sujetos están capacitados para dicho emprendimiento.

No se trataría, entonces, de comprender la civilización a partir de la psicosis, sino más bien de entender algunas particularidades de la clínica a partir de los movimientos de la época. La psicosis aparece como un reflejo de lo real de la civilización que deja al sujeto abandonado a su suerte.

Finalmente, se inició un debate muy interesante sobre la entidad de aquello a lo que nos referimos cuándo hablamos de autismo. Gustavo Dessal planteó su dificultad en aceptar que el niño agitado de ¡El lobo, el lobo! descrito por Rosine y Robert Lefort , que muestra una desorganización pulsional que no ha pasado por ningún apaciguamiento, pertenezca a una estructura homogénea a la de uno de los llamado síndromes de Asperger o autistas de alto rendimiento, caracterizados por su absoluta falta de reacción emocional. Se debatió sobre la necesidad de continuar desarrollando este novedoso programa de investigación sobre el autismo y la mencionada hipótesis que se trate de una estructura diferente de la psicosis que entrañe una especificidad propia.

Beatriz García Martínez, psicoanalista. 

 

ENLACES

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y continua navegando consideramos que acepta su uso. SABER MAS.

Acepto cookies desde este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information