19 de octubre

ELP_logo_portada

ESPACIO MADRILEÑO DE PSICOANÁLISIS CON NIÑOS

Nueva Red Cereda

Martes 9 de enero de 2018, a las 20, 45 h.

Bajo el título general del curso 2017-18: Los chicos violentos

Puntualizaciones sobre la
conferencia de J. A. Miller Niños violentos

Intervienen: Mónica Unterberger
Coordina: Mariam Martín

El Espacio Madrileño de Psicoanálisis con Niños inicia de nuevo sus actividades después de la fiestas. Para el nuevo semestre de enero a junio de 2018, están programadas diversas actividades de las que os informaremos y que quedan reflejadas en el cartel os aportamos en documento adjunto.

Vamos a seguir abordando distintos aspectos en torno al tema del curso Chicos violentos. Esta investigación que se inicio con la XV Jornada de Estudio de la DHH, realizada en nuestra sede el pasado noviembre de 2017 y que sigue la orientación y las vías que  fueron ofrecidas por J. A. Miller en su conferencia de clausura, titulada Niños violentos el pasado marzo de 2017 en París, con motivo de la IV Jornada del Instituto del Niño y que la podréis leer en el nº 14 de Carretel que ya está en librería.

Este martes día 9 de enero de 2018, nuestra colega de la Comisión, Mónica Unterberger, abordará y hará algunas puntualizaciones sobre el “desplazamiento del goce que opera la castración y la formación del síntoma” y que nos servirá para delimitar la violencia como síntoma o como pura satisfacción, pregunta fundamental que nos permite también una orientación para acoger la violencia del niño y el joven. 

Ya que en tales casos no es el resultado de la represión; más bien, es una marca de que la represión no operó. Es la violencia no como sustituto de la satisfacción de la pulsión, sino que es satisfacción directa de la pulsión de muerte

El niño violento es aquel que rompe y que encuentra una satisfacción en el simple acto de destruir. […] Puede ser que la violencia del niño anuncie, exprese una psicosis en formación. […] Que sea un puro goce en lo real no evidencia necesariamente la psicosis. Eso significa, en todo caso, un desgarramiento en la trama simbólica de la que deberíamos saber si es puntual o extendida. (1) 

Ahora bien, en cuanto a la violencia como síntoma, será importante ver el lugar al que está destinado el niño en la economía libidinal de una familia. Y será a considerar los aspectos sintomáticos que el niño tiene de rebelarse frente al deseo del Otro, por vía de la separación.
 
No descuidemos que hay una rebelión del niño que puede ser saludable y diferenciarse de la violencia errática. Esta revuelta, estoy a favor de acogerla, porque una de mis convicciones se resume en lo que el presidente Mao había expresado en estos términos: “Hay razón de rebelarse”. (2)

Esta puntualización que abordaremos el martes 9 de enero será muy necesaria y nos permitirá acoger la siguiente actividad, una conferencia que profundizará en esta vía.

1, 2- En J. A. Miller: “Niños violentos” en Carretel nº 14, revista de la Diagonal Hispanohablante de la NRC. Bilbao, 2017, p.9-17

Comisión del EMPN:

Ana Lía Gana, Graciela Kasanetz, Rosa Liguori, Mariam Martín (responsable), Mónica Unterberger y Mercedes Villen. 
 

Lugar: Sede de Madrid-ELP.

calle Reina nº 31-1º dcha. Madrid 28004

ENTRADA LIBRE

 

ENLACES

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y continua navegando consideramos que acepta su uso. SABER MAS.

Acepto cookies desde este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information