22 de noviembre
Noches de la Escuela

 


ELP_logo_portada

Noches de la AMP

 Hacia el  X Congreso de la AMP: El Inconsciente y el cuerpo hablante 

 Martes 16 de febrero, a las 20.30 h.

Invitadas:

Carmen Cuñat, miembro de la ELP y de la AMP.

Celeste Stecco, miembro de la ELP y de la AMP.

Coordina:

Araceli Fuentes.

 LA CLÍNICA DEL PARLÊTRE

La disyunción de lo Real, lo Imaginario y lo Simbólico, introducida por Lacan en la clínica borromea, implica que el cuerpo no tiene nada que ver con nada que permita definir un sujeto. La clínica del parlêtre se diferencia de la clínica del sujeto. Al hablar de la clínica del parlêtre nos referimos al ser hablante que tiene un cuerpo y a los efectos que lalengua dejó en él.

No solo se trata de que el cuerpo esté en primer plano en la clínica del parlêtre sino también de la introducción de la perspectiva de lo Real fuera de lo simbólico en ella.

No es lo mismo tomar lo Real como imposible desde la perspectiva de lo simbólico, que tomarlo por fuera de lo simbólico y excluido de él.

El síntoma como acontecimiento del cuerpo y no como formación del Inconsciente, como lo había tomado Lacan en un primer momento, nos conduce a una nueva manera de entender la clínica que permite pasar del Inconsciente Transferencial, ineliminable en nuestra práctica, al Inconsciente Real cuya experiencia se hace imprescindible para concluir un análisis de modo satisfactorio.

Una satisfacción, la que sostenía el proceso analítico es sustituida por otra, la satisfacción que marca el fin. La satisfacción conclusiva es la prueba indirecta de que el analizante ha tomado nota de la existencia del ICR, dicha satisfacción es en cierto modo una reacción terapéutica positiva. Esto supone sin duda una transformación del síntoma que después de la incomodidad o del dolor que le generaba al sujeto, ahora le brinda la satisfacción que lo habitaba y animaba desde siempre.

En la clínica del parlêtre el sentido cambia, ya no es la articulación simbólico imaginaria articulada a la comprensión sino que Lacan lo concibe como lo que se añade a lo real al nombrarlo.

Del Nombre del padre al padre que nombra y a la importancia que alcanza la nominación y el nombre propio como el significante en lo simbólico que designa el un cuerpo del parlêtre.

El sinthome, como afecto inanalizable, como lo que del síntoma queda de irreductible y no tratable por el Inconsciente Transferencial. El sinthome como saber hacer y como reverso del discurso del amo y finalmente el sinthome como suplencia del Nombre del padre y del Falo.

Cambia también el concepto de interpretación cuando se ha captado la equivalencia entre significante y goce y al pensar el goce sin el S1 que permite leerlo y darle sentido. Distintas maneras de concebir la interpretación se suceden en la última enseñanza de Lacan, la interpretación por el equívoco que corresponde a la introducción de lalengua, la interpretación que como la poesía al lado del sentido introduce el agujero, la interpretación como corte casi quirúrgico.

En este espacio preparatorio de las próximas Jornadas de la AMP tratamos de introducirnos, no sin dificultades, en esta nueva clínica acorde a la última enseñanza de Lacan, la que empieza a partir de del “Seminario Aún”.

Equipo del espacio: 

Araceli Fuentes (responsable), María Martorell.

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y continua navegando consideramos que acepta su uso. SABER MAS.

Acepto cookies desde este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information