22 de octubre
​Discurso de Candidatura a la Dirección de la Sede de Madrid
Discurso de Candidatura a la Dirección de la Sede de Madrid

Ana Lía Gana

Quiero agradecer el buen hacer de la Directora saliente, Graciela Sobral y a los miembros de la Junta anterior, Ana Castaño, Silvia Nieto y Esperanza Molleda. Por otro lado, agradecer a los miembros que se proponen para la nueva Junta, por su deseo de trabajar para la Escuela, Amanda Goya, Julia Gutierrez y Mariam Martin.

Como ya lo sabéis por mi email enviado a Graciela, presento mi candidatura a la Dirección de nuestra Sede.

En primer lugar, me interesa que las cuestiones institucionales que están presentes y constituidas, interfieran lo menos posible sobre el hacer Escuela. Y para ello debo recordar que Lacan inventa su Escuela que difiere de lo que era la Asociación, la cual sabemos que se regía por los criterios de una institución. Lacan inventa algo nuevo que tiene en cuenta el vacío.

Por otro lado, sí en el Instituto está presente el saber, lo específico de la Escuela es la formación y producción de un analista, la cual está del lado de la relación éxtima de cada sujeto con la causa analítica. Mantener esta diferencia, que no siempre parece clara, es algo a pensar cada vez.

Ahora bien, a diferencia del análisis terminable, la formación del analista puede plantearse como interminable en resonancia con el deseo de saber que la anima.

Si la Escuela sujeto mantiene abierta la pregunta sobre lo que es ser un analista, responde a que la formación está dentro de la lógica de lo que no tiene forma, de la des identificación.

Lacan dirá que el ser miembro es una manera de contraponerlo a la des-identificación que se produce en un análisis, al de-ser. (JAM “La escuela de Lacan” en Elucidación de Lacan.)

El miembro, que pertenece a … , que ocupa lugares institucionales a los que se identifica, confundiendo la función con el ser, contrarresta la opacidad y el de-ser del analista. Para evitar esta identificación es por lo que Lacan establece la permutación. El cartel, lugar de investigación, también tiene como principio la disolución, para evitar la identificación y el pegoteo que hace masa. Siendo el cartel además, la puerta de entrada a la escuela.

Existen en la escuela dos artificios para dar lugar al vacío y la interrogación, esto es la permutación donde lugar y lazo se disuelven. Es a la invención a la que debemos dar cabida.

Lacan prefiere nombra a los que pertenecen a su Escuela como trabajadores. E inventa una identificación irónica para el analista: ser un Santo.

Se trata de una escuela de analizantes, y diría que se trata de la relación que cada uno tiene con la causa, mantener esa causa, es lo que ha llevado a esta comunidad a producir escritos, libros, centros de tratamiento, observatorios; es decir, a producir a partir de este lazo con la causa pequeños inventos.

Teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, asumir la función de dirección, por un periodo de

dos años, es sostener estos principios de la Escuela. Sostener y cuidar lo ya constituido y hacer de la escuela un lugar constituyente, esto quiere decir tomar en cuenta las producciones y deseos de sus miembros que orientados por el discurso analítico, hacen avanzar al psicoanálisis.

Tengo un gusto especial por las enciclopedias y los diccionarios, y es allí que encontré el significante directora, éste se refiere en un sentido muy preciso y precioso en Geometría a la línea, superficie o figura que establece las condiciones en que se generará otra. Y en este sentido, la directora se orienta por la figura topológica que es la banda de moebius, que va en dirección a los miembros, se dirige a ellos y de allí al directorio ampliado y viceversa; que va de lo mas interior de las producciones de la escuela a lo mas exterior, en tanto que las producciones son las consecuencias de la subjetividad de la época.

Por ello espero y deseo estar a la altura, como el geómetra, de establecer las condiciones para generar algo nuevo, con la linea directora.

Vamos a dar prioridad a el Pase y al Cartel y, por otro lado, a la inserción del psicoanálisis en lo social, no de cualquier manera sino tratando de acertar de la buena manera, teniendo en cuenta que ello se puede hacer con el lugar y el lazo, siendo el lugar el deseo del analista y el lazo se establece con ese lugar. Estemos donde estemos. En esta misma linea y tomando algo que fue trasmitido en las XIII Jornadas: El analista no sabe lo que sabe y esto produce efectos, siendo por lo tanto desde esta posición que podemos hacer lazos en lo social.

Tenemos ya espacios instituidos en nuestra sede, Noches del Pase, Noches de la Escuela, Noches Clínicas, Carteles, Espacio de Niños, Biblioteca, y Comisión de acogida. suficientes espacios para no suturar y saturar la causa.

Por otro lado, tenemos una revista “Letras Lacanianas”, un Boletín digital, “La brújula”, una Web. A ello podría agregar un blog: “Psicoanálisis en Madrid”, en él cual podríamos volcar los temas candentes en lo social y la lectura que hacemos de ellos.

Hay otros espacios de los miembros que se ubican en lo exterior de lo interior como son Literatulia, El séptimo, y un Centro de Psicoanálisis.

Tenemos en el horizonte a Pipol, con el tema: ¡victima!¿cómo escapar?, las Jornadas de la escuela y el próximo encuentro internacional: Inconsciente y cuerpos hablantes. Estos nos orientaran para el hacer de los próximos años.

Espero estar a la altura de saber hacer con los otros.

Muchas Gracias
 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y continua navegando consideramos que acepta su uso. SABER MAS.

Acepto cookies desde este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information