Un nuevo equipo ha tomado a su cargo la publicación de nuestra revista con el empeño de sostenerla en el lugar que ha ido conquistando. Nuestro trabajo, como el de los que nos han precedido, consiste en suscitar, cada vez, el deseo de leerla.

En esta ocasión hemos elegido como hilo conductor el tema Escrituras, en plural, como Letras; escrituras diversas, de psicoanalistas y de otros no psicoanalistas con los que dialogamos.

La obra de la portada, nos da la entrada al camino elegido por Lacan, para avanzar, de la mano de Joyce y su escritura, en su búsqueda de lo real en psicoanálisis.

El trazo que marca el corte con guillotina, que efectúa Fernanda Fragateiro sobre el Ulises de Joyce, pone de relieve la orientación del entrelineas, muestra los espacios en blanco entre las palabras escritas. Metáfora de los límites de lo simbólico para decir, para escribir lo real, que evocan las letras de goce que marcan el cuerpo de los seres hablantes, lugar en el que puede leerse el síntoma.

¿Qué empuja a escribir? Lacan decía “Cuando escribo encuentro algo”

El lenguaje muestra lo imposible de escribir la relación entre los sexos que “no cesa de no escribirse”. Cada uno de los textos aportados por los autores muestran el empuje a escribir como modo de cercar ese imposible.

El texto de Gil Caroz sugiere los impasses ante los que se encuentran los sujetos condenados al malentendido de sus goces y que encontramos en la clínica.

Vilma Cocooz nos acerca a Jessa Crispin escritora que explora las ambigüedades y contradicciones del alma femenina en relación al amor, el deseo y el goce.

El texto de Ana Cecilia González en torno a la escritura del espacio de George Perec, nos sugiere que lo escribe poniendo de manifiesto que la escritura es un “saber hacer”.

Un “saber hacer” que, como Sergio Larriera señala en su original aportación, es esencial al ego de Joyce, sin que esto quiera decir que a todo ego le sea esencial.

Para el psicoanálisis lo que se escribe es el goce y aunque éste se escribe en el cuerpolo que se escribe no lo descifra.

El texto de Éric Laurent evoca la escritura del goce sobre el cuerpo ilustrándolo a través de escritores como Mishima, cuya tentativa consiste en elaborar un “lenguaje del cuerpo” para mantener las palabras que pierden su referencia.

Lo que aporta Gerardo Arenas con su escritura es una lectura ética y política de lo que encubre el discurso de la tolerancia, de lo que ocurre con “los cuerpos forzados a mirarse en el espejo de sus palabras”, lo que no está escrito en lo que se dice.

La palabra tiene efectos de escritura. Letras que como un litoral escriben el borde de ese agujero, de ese vacío, ese imposible que pone en juego el lenguaje.

Llevar la palabra a la escritura para dar cuenta del sin sentido de la lalengua, como nos indica Carmen Cuñat en su texto. Es la escritura que, como producto de la operación del discurso analítico, aborda cada uno de los Analistas de nuestra Escuela que participan en esta ocasión, dando cuenta de que la letra de goce no se puede disolver. Elena Yeyati escribe desde la ausencia; Fernando Vitale escribió “los puntos suspensivos”. Gian Francesco Arzente nos muestra cómo, con una invención, pueden deshacerse los restos del real depositado en el inconsciente.

En Letras en la Ciudad conversamos con Gabriela Martin de León quien nos muestra su pasión al imprimir en el cuerpo, supuestamente limitado por la biología, un modo de hacer artístico. Con Constantino Bértolo, quien nos hace partícipes de cómo lee lo que el lenguaje de la literatura dominante oculta. Dora García, lectora de Masotta y Lacan, nos habla del arte como una labor detectivesca. Gustavo Dessal, psicoanalista y escritor, nos trasmite la experiencia de escribir como el efecto de una emoción que afecta a su cuerpo, como un proceso de extracción que concluye en un sentimiento de extrañeza.

Milena Caretti nos regala una perla con su poesía.

Finalmente hemos podido incluir en nuestra revista la interesante conferencia que Fabián Fajnwaks dictó en nuestra sede de Madrid pocos días antes de cerrar este número. Nos habló de los sueños y el soñar desde la perspectiva de la última enseñanza.

¡Disfruten de la lectura!

Logo ELP Sede Madrid white

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás la agenda de actividades así como las novedades de La Brújula. Una vez enviado el formulario de suscripción es necesario que confirmes tu email. Para ello, por favor haz clic en el email de confirmación que te llegará a tu email. Si no lo encuentras búscalo en el buzón de Notificaciones, Promociones, Correo basura o similar. Podrás cancelar tu suscripción cuando quieras. 

 

Ya casi estamos... recuerda que tienes que hacer clic en el email de confirmación que te acaba de llegar. Gracias

Pin It on Pinterest

Share This
X