Psicología Solidaria (La Tabacalera) y la sección de Psicoanálisis de la AEN-Profesionales de Salud Mental les invitan a la Mesa Redonda:

EL AMOR COMO LAZO SOCIAL Y LOS AMORES DESATADOS. PSICOANÁLISIS, FEMINISMO Y ESTUDIOS QUEER”.

Reseña de Paula Fuentes

El 26 de febrero se celebró en el Centro Social Comunitario Casino de la Reina, en Madrid, una Mesa Redonda, bajo el título “El amor como lazo social y los amores desatados. Psicoanálisis, feminismo y estudios Queer”. El acto estaba organizado por Psicología Solidaria (La Tabacalera) y la Sección de Psicoanálisis de la AEN- Profesionales de la Salud Mental. La mesa estuvo moderada por Marjorie Gutiérrez: psicóloga, psicoanalista, miembro de Psicología Solidaria y de la Sección de Psicoanálisis de la AEN, Centro de Psicología y psicoterapia Argensola, y contó con tres intervenciones, por parte de Marina de la Hermosa, psiquiatra, psicoterapeuta, activista feminista; Dau García Dauder, psicólogo social comprometido con el tema trans; y Constanza Meyer, psicoanalista, miembro de la ELP y AMP y directora de la Biblioteca de Orientación lacaniana de Madrid. El encuentro acogió cerca de ochenta personas, personas concernidas por el tema abordado.

La moderadora introdujo la mesa destacando la buena acogida y el interés que causa el tema del amor, el feminismo y los distintos amores posibles en la época, encontrándose siempre atravesados por los diferentes discursos y las maneras de abordar el tratamiento en cada caso, con sus malentendidos. ¿De qué hablamos cuando hablamos de amor? ¿Cómo hacer con los imperativos sociales sobre la familia y el amor? La idea central trata de pensar el amor desde la certeza de puntos imposibles, con sus diferencias, por fuera de la norma, pero que permita lugares de encuentro como éste.

La intervención de Marina de la Hermosa, hizo referencias al amor relacionado con las cuestiones Queer, nombrando algunas autoras claves (Gayle Rubin, Elisabeth Blake o Almudena Hernando entre otras) presentando una serie de cuestionamientos sobre lo que podemos aprender de las relaciones por fuera de la norma, preguntándose si la psicoterapia es anatonormativa y cuáles son los efectos de esto sobre los tratamientos. Desde su experiencia destaca la falta de objetividad de todo discurso dominante y los riesgos que implica la imposición de dichas creencias a las personas que tratamos. Destaca aquí el discurso del amor romántico, la repetición de patrones constantes en el cine o sus exigencias, puntos que permiten recorrer y reconocer los mitos respecto al amor, visibilizando así la clave de ofrecer otras miradas alejadas de esas repeticiones dominantes y la revisión que cada uno debería hacerse de sus propias creencias para mejorar en el trabajo terapéutico. Nombra y explica las alternativas a las relaciones habituales, como las No monogamias éticas y las posibles relaciones que pueden darse (relaciones abiertas, swingers, poliamor o anarquía relacional) enfatizando el modelo de negociación de las relaciones afectivas, así como la importancia de tratar y desmontar los posibles prejuicios asociados a quienes las practican, su relación con la salud mental, enfermedades de transmisión sexual o consentimientos entre las partes implicadas. Continúa el recorrido por otros elementos asociados a las relaciones y por tanto al amor, como los celos, la asexualidad, la jerarquía, la amistad o los tipos de atracción, cerrando la intervención con la importancia de los acuerdos entre los implicados de las relaciones. Ella misma dice que habla de amores posibles, en plural, no de amor en singular.

Dau García trata el tema de transexualidad, poniendo el acento en las miradas, los reconocimientos, los deseos y los vínculos, buscando descentralizar la idea de que todo recae en la gestión del cuerpo de las personas trans. A través de la presentación de algunos fragmentos de películas, como Lawrence Anyways, La chica danesa, Tangerine o Una mujer fantástica, entre otras, visibiliza la cuestión de la transexualidad, las identidades y lo que atraviesa a nivel ontológico en cuanto al proceso de tránsito, preguntándose acerca de qué es lo que se ama, qué se mueve en el rechazo, y cómo se produce la pérdida del vínculo, el duelo. Destaca los efectos de la reacción de los otros, las miradas recibidas y sus planteamientos, que no comprenden la elección de ir hacia la felicidad cuando la alternativa es poder ser normal, las incompatibilidades con la familia y la estigmatización por el riesgo a perder la vida anterior. Una de las claves se encuentra en la importancia del reconocimiento y su relación con el deseo, pudiendo dejar a un lado el duelo continuo y la alternativa de marginalidad o normalidad. Enfatiza la idea esencialista del ser en tanto que el otro te da un lugar de reconocimiento y por tanto de sentido, su relación con la dependencia, la importancia de sentirse amado o amada por lo que uno realmente es, la relación entre el cuerpo, el deseo y la identidad, la melancolía y las violencias sufridas por los numerosos cuestionamientos. Dau nombra el Desabrazo, como un significante interesante que recoge la realidad del proceso y sus dificultades, del que hay que hacerse cargo. Cierra su intervención retomando la idea de la existencia de amores sin más, dando cuenta de la clave del afecto y por tanto del amor, como motor de cambio en la vida.

Constanza Meyer se plantea Cómo pensar el lazo hoy, teniendo en cuenta las dificultades que tenemos para encontrarnos los unos con los otros, a pesar de los avances de la ciencia y la técnica que ofrecen la idea perversa de que todo es posible e intentan anular la existencia de la imposibilidad y de la soledad estructural de cada sujeto. Los lazos humanos implican el encuentro de los cuerpos, el empuje a hablar, mentir, jugar con la imposibilidad de decirlo todo y jugándose con la diferencia de cada uno, hechos que generan ambivalencia y creencia de durabilidad, ya que hay contradicciones en las relaciones y en las redes creadas para que los sujetos que las conforman gocen. Desde la perspectiva del amor lacaniano se propone la referencia de la última enseñanza de Lacan con dos ejes, “Hay Uno” y “No hay relación sexual”, dando cuenta de lo que insiste en cada uno que habla, sus trucos propios para arreglárselas con lo que falla y que eso mismo imposibilita el encuentro perfecto, pudiendo pensarse así la queja de los sujetos contemporáneos respecto a la soledad y las nuevas formas del lazo, dada la decadencia de lo simbólico, de la palabra y el surgimiento del objeto como compañía constante, generándose pues modos de satisfacción que no cesan dentro del discurso capitalista y que dejan fuera lo diferente. A pesar de todas las dificultades destaca la frase de Lacan “Sólo el amor permite al goce condescender al deseo”, mostrando que el amor para el psicoanálisis lacaniano sería lo único que permitiría dejar en suspenso la imposibilidad de que de dos se haga uno, de la complementariedad. El psicoanálisis apuesta entonces por el amor de transferencia para tratar los imposibles de otra forma, apuesta por inventarse una nueva manera de amar que sea propia y que esté orientada por el síntoma de cada uno y su solución, anudándose deseo y goce, y por tanto pudiendo salir de la angustia a través del sinthome que consentirá la imposibilidad.

Desde la sala se hacen preguntas y aportaciones a las tres personas de mesa, dando consistencia a un emocionante encuentro que trata el amor con respeto, interés y dulzura, dejando claro que es la única salida, donde se ha escuchado a los otros, viendo y pensando la diferencia y produciéndose nuevas formas de reconocimiento donde poder decir, y aprender, siempre.

Logo ELP Sede Madrid white

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás la agenda de actividades así como las novedades de La Brújula. Una vez enviado el formulario de suscripción es necesario que confirmes tu email. Para ello, por favor haz clic en el email de confirmación que te llegará a tu email. Si no lo encuentras búscalo en el buzón de Notificaciones, Promociones, Correo basura o similar. Podrás cancelar tu suscripción cuando quieras. 

 

Ya casi estamos... recuerda que tienes que hacer clic en el email de confirmación que te acaba de llegar. Gracias

Pin It on Pinterest

Share This
X