Reseña del II Encuentro preparatorio de las XX JJ de la ELP Marcas del Trauma.

Por Paula Fuentes – Socia de la Sede de Madrid de la ELP y miembro de la Comisión de Noches de la Escuela.

El martes 16 de noviembre tuvo lugar el segundo y último Encuentro, antes de las Jornadas, de forma presencial en la sede de Madrid y de forma online a través de la plataforma Zoom. Araceli Fuentes, Miembro de la ELP y la AMP, así como de la Comisión de las Noches de la Escuela presentó el acto y lo coordinó, introduciendo el tema y la singularidad de lo que crea trauma en cada sujeto y su manera de tratarlo, pero también moderando las intervenciones y recogiendo las mismas.

En primer lugar, intervino Paula Fuentes, socia de la sede de Madrid de la ELP, directora de una residencia infantil de protección de menores de la Comunidad de Madrid y miembro de la Comisión, quien presentó un caso de una joven para abordar el tratamiento del trauma desde un caso de psicosis, bajo el título “La mirada prevalece”. Con la presentación del caso se pretendían mostrar las posibles invenciones, subjetivas y más o menos delirantes, de una joven de 17 años para manejarse con el trauma sufrido desde la infancia por un exceso de mirada de los otros y la falta de amor de su madre, pudiendo encontrar cierta calma y pistas para hacer algo diferente con su cuerpo, tomar la palabra y encontrar un posible sinthome, como podría ser la pintura, y así captar la mirada de los otros por algo que ella hace y no por algo que ella es o tiene. A diferencia de lo que ocurre en la neurosis, donde el sujeto toma un camino nuevo por la vía de lo insensato al “sufrir el trauma regulado por el filtro del inconsciente, en la psicosis el sujeto es quien se inventará el filtro que hará, del goce que lo invade, un goce regulado por su invención, para entonces finalmente poder quedar traumatizado”, según palabras de Guy Briole.

Andrés Borderías, miembro de la ELP y de la AMP y docente del Nucep, realiza un recorrido excepcional sobre la vida y escritura de Jorge Semprún, titulando su intervención “Jorge Semprún, trauma y muerte del sujeto”. Tomando las biografías existentes sobre el autor, así como su propia obra, en algunos momentos autobiográfica, va abordando el tema de la muerte del sujeto a través de las aproximaciones de Lacan a lo largo de su enseñanza. La vida de Semprún, marcada desde la infancia por un exilio familiar tras la Guerra Civil Española, la muerte de su madre, las convicciones políticas, las propias y las que le rodeaban, su participación en el Partido comunista y su reclusión durante dos años en el campo de concentración de Buchenwald, marcan definitivamente un estilo de escritura y una temática, donde deja huella de todo aquello. Los títulos de sus libros ya dejan ver algo claro sobre su interés en la vida y en la muerte, y sus contenidos aún más dejan la marca del trauma y su cercanía con la muerte, intentando tocar algo de la verdad del testimonio, de la violencia en sus distintas formas o del dolor del recuerdo. Destaco una frase de uno de sus libros La escritura o la vida: “…tengo que fabricar vida con tanta muerte. Y la mejor forma de conseguirlo es la escritura. En eso estoy: sólo puedo vivir asumiendo esta muerte mediante la escritura, pero la escritura me prohíbe literalmente vivir.” Sirvan estas líneas para mostrar cómo el trauma y su solución posible puede reflejarse a través de la escritura y de lo real de la muerte.

Con las presentaciones de este emocionante encuentro preparatorio, y de los primeros para muchos de los que acudimos presencialmente, tras meses de suspensión, se intentó recoger la consideración del trauma para cada sujeto y su forma de tratarlo, teniendo en cuenta el goce y su repetición, la singularidad de cada uno, la experiencia del cuerpo y los efectos mortificantes del significante sobre el mismo.

Será precisamente a través del psicoanálisis y su escucha, donde poder entender y acoger la singularidad de cada sujeto, sus invenciones y manejos respecto de su trauma, su responsabilidad sobre sus actos y sus síntomas y sinthomes. En los dos casos tratados aparecen los bailes con la muerte y los encuentros directos con ella a través de la escritura, como ejemplos de la muerte del sujeto como manera de encontrar una solución posible.

Logo ELP Sede Madrid white

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás la agenda de actividades así como las novedades de La Brújula. Una vez enviado el formulario de suscripción es necesario que confirmes tu email. Para ello, por favor haz clic en el email de confirmación que te llegará a tu email. Si no lo encuentras búscalo en el buzón de Notificaciones, Promociones, Correo basura o similar. Podrás cancelar tu suscripción cuando quieras. 

 

Política de privacidad

Ya casi estamos... recuerda que tienes que hacer clic en el email de confirmación que te acaba de llegar. Gracias

Pin It on Pinterest

Share This
X