Por Mila R. Haynes

Sali López Almansa

Un brindis por Ana Lía

In Memoriam Ana Lía se realizó el pasado 20 de abril de 2021, auspiciado por la Elp de Madrid ante mi petición a la escuela de realizar un acto para homenajearla, pero sobre todo para recordarla.

Para mí fue reconfortante contar con la presencia de su hermano Leonardo y su sobrina Noelia, con quienes Jonathan Rotstein había contactado para comunicarles nuestro deseo de conmemorarla, también con la presencia de sus amigos, de sus cartelizantes, de sentir que estábamos todos a una, compartiendo un espacio en el que dedicarle unas palabras.

Mientras esperábamos a que se conectasen los que entre unos y otros sabíamos que deseaban estar presentes en el acto, ello posibilitó que se volviesen a encontrar personas que hacía mucho que no se veían y tuvieron la oportunidad de saludarse con mucha alegría, fue un momento de dicha. No obstante, mi inquietud aumentaba porque tenía que dirigirme a una audiencia cada vez más numerosa, porque tenía que leer las palabras que había preparado y releído varias veces y comprobar que el texto estaba cohesionado, coherente y organizado.

Julia Gutiérrez, la directora de la Sede de Madrid, abrió el acto y seguidamente se nos pasó un montaje fotográfico de Ana Lía en diferentes actos de la Elp y otras jornadas, pero sobre todo en celebraciones junto con muchos de los presentes en la sala, y un vídeo final con Ana Lía bailando al son de una canción y verla disfrutando de ese momento me produjo un sentimiento de alegría, de verla viva, pero sobre todo de nostalgia.

El montaje que había preparado Violeta Conde, amiga y compañera de la Tétrada, organizando cronológicamente las imágenes de Ana Lía desde su juventud hasta su última estancia en su casa de Salta, realizado con tanto cariño, y ahí, todos en silencio, viéndolo mientras cada uno probablemente recordaba un momento especial con ella. El primer momento emocionante ya lo tuvimos al ver el cartel de la convocatoria que realizó Mila R. Haynes, en el que todos podíamos reconocer a nuestra querida Ana Lía.

Me sentí muy acompañada con las intervenciones de todos, unos de como la habían cuidado, otros de como disfrutaba de sus momentos de ocio, otros de como la habían conocido y lo que ese primer encuentro supuso para ellos, y sobre todo una intervención que me conmovió cuando alguien mencionó como Ana Lía, en los momentos más difíciles de su enfermedad, dijo: si tengo un montón de amigos, fue pacificante para mí ver todos los que la habían acompañado en esos momentos.

Ahora sí, pensaba, así es como la quiero despedir y recordar junto con todos aquéllos que puedan decir cosas sobre ella, me sentí aliviada, descansada, porque hasta entonces era una pena sorda, y el compartir con otros mis palabras, mi pesar, y escuchar a otros hablarme de ella describiendo su carácter, su sentido del humor, de cómo disfrutaba de la vida, me han ayudado a avanzar en la elaboración de mi duelo y poder decir, sentir y comprender que ya la puedo dejar marchar y quedarme con sus recuerdos, mis recuerdos.

Tras el homenaje, por cierto esa noche fue difícil conciliar el sueño con tanta emoción, algo nuevo se me presentó y es que me sentí abrumada y embargada por las felicitaciones que recibí sobre pequeño testimonio que ofrecí hablando de mis sentimientos y mi recorrido como analizante de Ana Lía durante 16 años y, sobre todo, por el aluvión de gracias por mi iniciativa a impulsarlo, y yo pensaba si el trabajo más importante: el montaje, el vídeo, el cartel, la difusión, la organización, lo han hecho otros y yo solo he aportado unas palabras.  

Hablando de esto con una persona muy cercana, le dije que normalmente en otras instituciones se felicitaría a los que lo han organizado y a lo mejor se mencionaría de pasada al que tuvo la idea y los lacanianos lo hacen de otro modo. ¿A qué se deberá eso?, que en la ELP se le agradece al impulsor de un acto su iniciativa, se agradece el trabajo de los que se han unido a la misma, pero el agradecimiento mayor recae en quien ha lanzado una idea, una propuesta.

Efectivamente, me decía mi interlocutora, porque la escuela lacaniana valora la idea y eso pone a muchos al trabajo, claro que sin el trabajo de los otros el homenaje no hubiese salido igual, pero esos otros están movidos por esa iniciativa de uno, eso es lo que hace la escuela lacaniana, lanzar una idea, una pregunta y a partir de ahí se entregan al trabajo. Eso debe ser la forma de hacer lazo con la escuela, no quedarnos refugiados con la lectura solitaria de los textos, sino compartir los trabajos y conversar sobre ellos.

Ese fue uno de los temas que surgió el pasado 17 de abril en el VI Encuentro de Elucidación de Escuela bajo el título “Transmisión y deseo de escuela” organizado por la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis. Se puntualizó que era fundamental la conversación, que el deseo colectivo nos pone al trabajo y cada uno tiene un deseo de transmitir algo.

Entonces salí de mi refugio para recodar a Ana Lía en compañía, en su escuela. Ha sido un paso muy importante en mi duelo, un sosiego, porque no solo he trasmitido un deseo, sino que he compartido una conversación con muchos otros que también deseaban recordarla y hablar de Ana Lía, de compartir sus recuerdos, fue emocionante, cariñoso, amable y reconfortante.

Ahora soy yo la que deseo daros las gracias a todos vosotros por haber hecho posible albergar en el homenaje que le brindamos el sentir singular de todos y cada uno, en el que conmemoramos la fortuna de haberla conocido.

Ana Lía siempre te recordaremos y alzamos nuestras copas para brindar por ti.

Sali López Almansa

Analizante de Ana Lía

Logo ELP Sede Madrid white

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás la agenda de actividades así como las novedades de La Brújula. Una vez enviado el formulario de suscripción es necesario que confirmes tu email. Para ello, por favor haz clic en el email de confirmación que te llegará a tu email. Si no lo encuentras búscalo en el buzón de Notificaciones, Promociones, Correo basura o similar. Podrás cancelar tu suscripción cuando quieras. 

 

Política de privacidad

Ya casi estamos... recuerda que tienes que hacer clic en el email de confirmación que te acaba de llegar. Gracias

Pin It on Pinterest

Share This
X